viernes, 17 de diciembre de 2010

Como un pez.


Con quinze años soñaba con ser un pez, porque dicen que los peces no tienen memoria. No pueden acordarse de nada, y si no te acuerdas de nada puedes levantarte cada día y vivirlo todo como si fuera la privera vez. La primera canción, el primer beso, la primera película..

No hay comentarios:

Publicar un comentario