lunes, 18 de julio de 2011

Love me as I'm.

Odio madrugar, que me despierten aunque sea la hora de comer, levantarme y estar sola en casa, darme cuenta al vestirme que mi hermana se ha llevado lo que me quería poner, rebuscar entre los zapatos y pensar "debo comprarme unos...", pasar horas en la ducha y que se acabe el agua caliente o prepararme un buen baño y ver que se han acabado las sales, encender la tele y ver que no hay nada, conectarme y ver que no hay nadie, saber que hoy hay pescado y comer sin ganas, o no comer, intentar dormir la siesta y que me llamen todos en ese momento, pasar de no tener planes a haber quedado con tres personas a la vez, salir de casa sin rumbo, esperar media hora en el portal decidiendo donde ir, pasar por delante de alguien y que no se de cuenta, pasar otra vez y que siga sin darse cuenta, llegar a un sitio y recordarlo mejor, esperar el momento perfecto y ver como pasa de largo, intentar hablar y no poder, no ser sincera, dejar escapar lo importante, no arriesgar, perder, que me hagan trampas, que me mientan, que me prometan lo que no van a cumplir, que me oculten algo, llegar a casa y no recibir ningún mensaje, ninguna llamada, que no me den las buenas noches, acostarme sin saber que pasará al día siguiente, dormir mal, y volver a madrugar, que me vuelvan a despertar aunque sea la hora de comer, y levantarme y seguir sola en casa...

Pálido azul

Veré como la noche se tiñe de un pálido azul. Pero no será lo mismo sin ti. Puesto que se necesitan dos para susurrar.
El silencio no está tan mal. Hasta que veo mis manos y me siento triste ya que los espacios entre mis dedos son donde los tuyos encajan perfectamente.

sunset.

El sol está ascendiendo en el cielo, es una bonita mañana. Ella se dirige al colegio, él todavía no ha ido a dormir desde la noche anterior. Un día cualquiera. Sólo que ambos se encuentran en el semáforo. Y por eso ese día no será como los demás. Él la mira. La ventanilla está abierta. Un mechón de pelo rubio ceniza descubre a trozos su cuello suave. Un perfil delicado pero decidido, los ojos azules, dulces y serenos, escuchan embelesados y entornados una canción. Tanta calma lo impresiona. Ella se vuelve hacia él, sorprendida. Él le sonríe, parado junto a ella, sobre aquella moto, los hombros anchos, las manos demasiado morenas para aquella mitad de abril.

LISTEN TO YOUR HEART

Es esa sensación que te atrapa cuando sientes que quieres pero no puedes, cuando darías lo que fuese por poder olvidarte definitivamente de él, pero sabes que eres incapaz, que aunque hayan pasado meses sin que hayas hablado siquiera con él sigues recordándolo cada hora, cada minuto, cada segundo...


I'm empty, please fill me

Me siento extraña. Me noto rara. Tengo una sensación de vacío muy grande. Me siento vacía, me falta algo. No me gusta esta sensación. Tal vez necesite una dósis de risas, de recuerdos pasados, de sensaciones inexplicables, de... de amor. Sí, de amor. Amor. Será eso. Tal vez necesite saber que le importo tanto a alguien como para llegar a quererme. Sólo tal vez...

(esta maldita sensación es horrible)

búh.

Qué malo es el miedo, ¿eh? Los seres humanos no estamos preparados para el miedo, no nos sabemos comportar con dignidad. No hay más que ver la cantidad de gilipolleces que hacemos cuando tenemos miedo. Porque vamos a ver, tu estás por la noche en la cama y oyes un ruido extraño, ¿y qué haces? ¡Te tapas con la sábana! ¡Muy bien! ¿Qué pasa, que la sábana es antibalas? ¿Qué si vine un malo con un cuchillo no va a poder atravesarla, se le va a doblar la hoja? ¿Y cuándo nos da por mirar debajo de la cama? Además, suponiendo que haya un asesino debajo de la cama, ¿qué ganas mirando? ¡Que te mate antes! Muy bien, fantástico.

Be who you really are

No sé si es importante, pero nunca es demasiado tarde para ser quienes queremos ser. No hay límite en el tiempo, puedes empezar cuando quieras. Puedes cambiar o seguir siendo el mismo. No hay reglas para tal cosa. Podemos aprovechar oportunidades o echar todo a perder. Espero que hagas lo mejor. Espero que veas cosas que te asombren. Espero que sientas cosas que nunca sentiste antes. Espero que conozcas a gente con un punto de vista diferente. Espero que vivas una vida de la que estes orgullosa. Y si te das cuenta de que no es así... Espero que tengas el valor de empezar de cero.

P.S. i'm sorry

Lo siento. Lo siento por tener este compartamiento tan estúpido, por ser así como yo soy, por querer verte todos los días sin excepción a uno tan siquiera, por encantarme tanto, por encantarme tú y tu maldita forma de ser tan escepial, por querer estar contigo cada día un poco más, por tenerte en mi cabeza, por encantarme cuando ríes.. Pero sobretodo, lo siento por quererte tanto.

Venga, ven.

Vamos. Sígueme. Vamos a perdernos. Juntos. Entre la belleza de las flores, sus olores, sus colores tan vivos, su naturaleza, su tacto. Vamos a dirfrutarlo todo. Dirfrutar ese momento entre los dos. Único. Y cargado de todo lo que nos rodea.
Yo te espero aquí.



 

memories

Y después de una tarde los dos. Un tiempo exclusivamente para ellos. Una tarde de risas, sueños cumplidos, ilusiones y más risas. Pero sobretodo de ganas. Ganas del amor, de la pasión, del uno por el otro. Caminando tranquilos entre tanta gente que los observa ellos caminan juntos, a su aire. Felices. De vez en cuando una pausa. Un beso. Y siguien su camino. Una tarde como ninguna otra... Pero cuando ella quiere darse cuenta ya está en casa. El tiempo es muy traicionero. Y un sabor que se le queda. El sabor de él. De sus besos. Apasionados. Ella saborea su boca, feliz. Le gusta ese nuevo sabor. Es la prueba de que todo ha pasado de verdad. Y se abandona en ese pensamiento.
Mejor que nunca.

Cojamos un avión...

¿Sabes? Yo solo iría a un aeropuerto contigo para coger un avión y llegar a una playa perdida, y comernos a besos hasta que me olvide de qué día es y me vuelva loca de tanto quererte.

No trates de llenar lo que no se puede

Sube la música. No hay nada que se pueda hacer, cuando algo nos falta, debemos llenar ese vacío. Aunque cuando es el amor el que nos falta, no hay nada que lo llene de verdad.

Noche

Noche. Noche encantada. Noche dolorosa. Noche intensa, mágica y loca. Y luego más noche. Noche que parece no acabar nunca. Noche de ventanas entreabiertas para recibir un atisbo de primavera. Noche de colchas que protegen y recuerdos que dejan dudas y un sabor un poco amargo en la boca. Noche que, sin embargo, a veces pasa demasiado rápido.

jueves, 28 de abril de 2011

ssssnow

Soy un copo de nieve. Pero debo de haberme confundido de destino, porque ya te dije ayer, que aquí nunca nieva.
Y me siento fuera de lugar.
Yo no veo ningún copo de nieve por ahí fuera.. sólo nubes grises o algún que otro rayo de sol.

Y no quiero derretirme.

doors.

Cuando la puerta de la felicidad se cierra, otra puerta se abre, pero algunas veces miramos tanto tiempo a aquella puerta que se cerró, que no vemos la que se ha abierto frente a nosotros. Es cierto que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, pero también es cierto que no sabemos lo qué nos hemos estado perdiendo hasta que lo encontramos.

Que venga el dolor.

EL DOLOR SÓLO HAY QUE AGUANTARLO. Esperar que se vaya por sí solo y a que la herida que lo ha causado cicatrize. No hay soluciones ni respuestas sencillas. Sólo hay que respirar hondo y esperar a que se calme. La mayoría de las veces el dolor puede aliviarse, pero a veces llega cuando menos te lo esperas, te da un golpe bajo y no te deja levantarte. Hay que aprender a aceptar el dolor, porque lo cierto es que nunca te abandona y la vida siempre lo enfrenta.

La felicidad.

Nos empeñamos en buscar la felicidad cada día, y no nos damos cuenta que es ella la que tiene que encontrarnos. Y eso puede ser donde menos te lo esperas; en el instituto, en el supermercado, o en mitad de una huida. Y cuando llega descubres que ahí no acaba todo, que el final de un camino sólo es el principio de otro, y lo único que importa es la persona que escoges para que camine a tu lado.
Porque la vida es aquello que te sucede cuando tratas de hacer otra cosa.

decisiones.

Dicen que hay momentos en la vida en la que una sola decisión, en un solo instante, cambia irremediablemente el curso de las cosas. Cuando decides disparar a alguien,
cuando decides quererlo, o no quererlo. Cuando decides tirar para adelante. Cuando decides mentir. Traicionar. Ocultar, o cruzar la línea. Esa décima de segundo puede hacer girar todo al lado oscuro, o inundarlo de luz.
Poder hacer de ti un héroe o un criminal. Podrá llevarte al cielo o al infiero, pero siempre será un lugar desde el cual NUNCA podrás volver atrás.

La música me distrae de todo lo ajeno.

La música puede hacer que cambie tu estado de ánimo, que te haga saltar, cantar, bailar, deprimirte, llorar, relajarte, enloquecer, alterarte, gritar, susurrar. Todo eso dependera de la letra y la música que la acompaña. Porque cuando estas contenta te apetece ponerte la mísica al volumen máximo, bailar esa canción que tanto te gusta y enloquecer con ella. En cambio cuando no tienes ganas absolutamente de nada te pones una triste, que te relaje y te calme.

Sinceramente, a veces pienso que la música ocupa una parte de nuestras vidas.

sábado, 23 de abril de 2011

Rompecabezas perrrrrfecto

Pensar, armar, colocar, probar, mover, cambiar, buscar y encontrar
la forma ideal para alcanzara un resultado perfecto. Llegastes a mi vida como una pieza diferente a la de mi rompecabezas, pero poco a poco fuistes encajando en mí.

Come and get me

Empiezo a notar cambios, los días se pasan, la lluvia no para de caer y yo sigo esperando a que vengas a buscarme. Temo pasarme el resto de mi vida esperando, no me importa el tiempo, me importas tú, quiero que vengas, sería mucho pedir que vinieses solo pero si vienes acompañado prefiero que no vengas, déjame esperar en la esperanza. Ven con otro pensamiento de vida, si vienes ven a por mí.

viernes, 22 de abril de 2011

Estar sola, a veces sienta bien.

Resultaba estupendo estar sola, no tener que sonreír ni que poner buena cara. Fue un respiro que me permitió contemplar a través del cristal la cortina de lluvia con desaliento y derramar algunas lágrimas. No estaba de humor para una gran llantina. Eso podía esperar hasta que me acostara y me pusiera a reflexionar sobre lo que me aguardaba al día siguiente.

Tus planes.


La vida es lo que te va sucediendo mientras vas haciendo otros planes. Planeas tu matrimonio, la casa donde vivirás, el colegio donde irán tus hijos… Planeas hasta el color que tendrá el puto sofá. Pero los planes son solo un dibujo en una servilleta de papel. Y por mucho que te empeñes, al final tus planes le importan una mierda al resto del mundo. Y puedes ponerle cabeza, corazón o un taco de servilletas emborronadas con sueños... QUE LA VIDA, TIENE OTROS PLANES PARA TI.

Vueeeeltas

La vida parece dar tropeciantasmil vueltas, CUNDO REALMENTE SÓLO DA UNA. Pero esa única vuelta hace que te sientas mareada, pero sobre todo, todo se vuelve excesivamente distinto a lo que lo era antes. A veces, esta vuelta ocasiona una vida más feliz y muchísimo más llevadero, pero esta es una de las excepciones porque casi siempre te lleva a lo más oscuro y lo más triste de tu estúpida vida. ¿Quién te iba a decir que hace apenas un mes fueras la más feliz del mundo (en ese momento) y al levantarte la mañana siguiente, a través de una serie de sucesos que van ocurriendo al largo del día, te sientas con una tristeza que cae sobre ti y te aplasta hasta convertirte en mil y un pedazos a los que ya nadie aprecia? Porque a pesar de todo lo que hayas echo en el pasado, la estúpida vuelta que da todo, hace cambiar tú presente y tú futuro.

Así es.

Prefiero haber olido una vez su cabello, un beso de sus labios, una caricia de su mano, que toda una eternidad sin él.

( . . . )

¡Qué fácil es acordarse de las cosas malas, y no tanto de las buenas! ¿Porque nuestra capacitado cerebral del ser humano sólo tiende a quedarse con más claridad con aquellas cosas que más nos afectan en esta vida? Supongo que el ser humano esta destinado a vivir con esto durante toda su vida, pero la verdad esque nunca entenderé muy bien el por qué. ¿Qué pasa que no podemoas acordarnos de esas cosas que nos alegran el día? Esas que nos hacen sentirnos mejor, llenos de vida y con ganas de afrontar todo lo que se nos ponga por delante. Supongo que esto es un reto más que la vida nos ha proporcianado. Para algunos mas fácil de superar, y para otros... pues bueno, NO TANTO.

Todo es acostumbrarse

Tuve que convencerme por la fuerza de que eres un ser humano y no una criatura mística sacada de mis sueños, me resultó COMPLICADO darme cuenta de que eres un hombre y no uno de los príncipes perfectos de los cuentos de princesas. Finalmente, llegué a concluir que realmente eres un hombre, y tengo que quererte con tus defectos y tus virtudes, algo a lo que me acostumbré.

Una simple sonrisa


La sonrisa parece una cosa fácil cuando estas verdaderamente feliz para poder sonerir, ¿no crees? Te sale sola, sin el mínimo esfuerzo, porque crees que nadie te puede estropear ese mometo. Pero eso no es así porque un simple echo, una simple acción, una reacción; hacen que esa sonrisa tan brillante que desprendias se encoja y deje de relucir. Porque la vida no siempre tiene sus momentos felices, por desgracia, también tiene los tristes. Lo que daría por qué esa sonrisa me volviera a salir tan inesperada como lo hacia antes, es idescriptible.

martes, 15 de marzo de 2011

At the Bar

Todo lo que haces lo haces simplemente porque te apetece, no porque tengas que hacerlo.













Cenamos cada noche en un pequeño restaurante. Es todo de madera, y está precisamente sobre el mar, de modo que si bajas tres escalones ya estás en el agua. Leemos el menú sin entender muy bien qué dice realmente. Al final, pedimos siempre explicaciones. Las personas que trabajan allí son todas muy amables y sonríen. Y tras haber escuchado sus explicaciones más o menos comprensibles, hechas de gestos y risas, nos ponemos de acuerdo cada vez sobre un plato distinto. Quizá porque queremos probarlos todos, porque esperamos que al menos uno nos guste. Pero sobre todo porque estamos bien.

Se pierde la noción del tiempo


Que cosa más divertida, no me había dado cuenta de que se había puesto el sol. -Me pregunté por primera vez si no se me estaría haciendo demasiado tarde-. Había perdido por completo la noción del tiempo con tanta distración y tanta diversión. Era algo nuevo para mí.

Fuego y hielo.

Unos dicen que el mundo sucumbirá en el fuego, otros dicen que en hielo.
Por lo que yo he probado del deseo estoy con los que apuestan por el fuego. Pero si por dos veces el mundo pereciera creo que conozco lo bastante el odio para decir que, en cuanto a destrucción, también el hielo es grande y suficiente.

Imposible, improbable.

La Real Academia define la palabra imposible como algo que no tiene facultad ni medios para llegar a ser o suceder. Y define improbable como algo inverosímil, que no se funde a una razón prudente.
Puestos a escoger a mi me gusta más la improbabilidad que la imposibilidad. Como a todo el mundo, supongo. La improbabilidad duele menos y deja un resquicio a la esperanza, a la épica. Que David ganará a Goliat era improbable, pero sucedió. Un afroamericano habitando La Casa Blanca era improbable, pero sucedió. Nadal desbancando del número uno a Federer. Una periodista convertida en princesa. El amor, las relaciones, los sentimientos… No se fundan en una relación prudente. Por eso no me gusta hablar de amores imposibles, sino de amores improbables.

Porque lo improbable es por definición, probable. Lo que es casi seguro que no pase, es que puede pasar. Mientras haya una posibilidad, media posibilidad entre diez millones a que pase, vale la pena intentarlo.

I use somebody.


Creo no, tengo el derecho de usar a alguien. Puesto que la gente me ha podido utilizar a mí según le convenía también lo podemos hacer a la inversa. Usarlo para salir a tomar unas copas, para dar una o vuelta o simplemente para matar el rato. Para reírnos y disfrutar. Después lo tiraré a la basura como un juguete usado.

LOST


Yo era como una luna perdida –una luna cuyo planeta había resultado destruido, igual que en algún guión de una película de cataclismos y catástrofes- que, sin embargo, había ignorado las leyes de la gravedad para seguir orbitando alrededor del espacio vacío que había quedado tras el desastre.