viernes, 22 de abril de 2011

Así es.

Prefiero haber olido una vez su cabello, un beso de sus labios, una caricia de su mano, que toda una eternidad sin él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario