viernes, 22 de abril de 2011

Una simple sonrisa


La sonrisa parece una cosa fácil cuando estas verdaderamente feliz para poder sonerir, ¿no crees? Te sale sola, sin el mínimo esfuerzo, porque crees que nadie te puede estropear ese mometo. Pero eso no es así porque un simple echo, una simple acción, una reacción; hacen que esa sonrisa tan brillante que desprendias se encoja y deje de relucir. Porque la vida no siempre tiene sus momentos felices, por desgracia, también tiene los tristes. Lo que daría por qué esa sonrisa me volviera a salir tan inesperada como lo hacia antes, es idescriptible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario