lunes, 18 de julio de 2011

Noche

Noche. Noche encantada. Noche dolorosa. Noche intensa, mágica y loca. Y luego más noche. Noche que parece no acabar nunca. Noche de ventanas entreabiertas para recibir un atisbo de primavera. Noche de colchas que protegen y recuerdos que dejan dudas y un sabor un poco amargo en la boca. Noche que, sin embargo, a veces pasa demasiado rápido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario