lunes, 18 de julio de 2011

Pálido azul

Veré como la noche se tiñe de un pálido azul. Pero no será lo mismo sin ti. Puesto que se necesitan dos para susurrar.
El silencio no está tan mal. Hasta que veo mis manos y me siento triste ya que los espacios entre mis dedos son donde los tuyos encajan perfectamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario